Ir al contenido principal

El Pez

Una vez soñé con un pez. Un pez de cola larga, escamas amarillas y ojos saltones. Estaba sentado en mi sofá, mirándome... No sé exactamente cómo, pero sentía su mirada de reproche, como si yo mismo lo hubiese sacado del mar. ¿Qué hacia un maldito pez en mi salón y cómo seguía vivo? Ni siquiera hay mar ni ríos en esta ciudad. No volví a comer pescado.
Siempre he tenido sueños raros, desde pequeño. Cada mañana le contaba una nueva historia a mi madre, la cual estaba harta de mi. Porque claro, la gente no suele recordar sus sueños, al menos no todas y cada una de las noches, algunos ni siquiera sueñan tanto. Pero aquí, el niño prodigio, si así se me podía considerar, recordaba con todo detalle los disparatados y a veces amargos sueños que tenia cada noche. Mi madre escuchaba pacientemente la nueva locura del día, como si de las noticias de la mañana se tratara y cuando finalizaba, me daba un beso en la frente y me soltaba “solo ha sido un sueño, cariño” y no os voy a mentir, me tranquilizaba escuchar y saber que un pez no aparecería en el sofá de mi casa.
Con el tiempo, convertí esa curiosa “facultad” en mi profesión. Empecé a publicar libros con recopilaciones de mis sueños, con títulos infantiles como Las aventuras del pez o Los sueños, sueños son, y títulos menos infantiles como Cada noche me enamoras.
Tuve una adolescencia difícil, como todos supongo. Cuando en plena pubertad sueñas cada noche con una de tus compañeras de clase y para qué engañaros, con algún que otro compañero y recuerdas cada detalle del - para nada inocente – sueño, se vuelven un poco complicadas las relaciones personales. Como bien dijo una noche en mis sueños Ethan Hawke en un perfecto español: “Para qué engañarte, solo quiero follarte”. Creo que se lo decía a mi madre... Freud hubiese pagado su peso en oro por psicoanalizarme, estoy seguro.
Pero hoy, después de 34 años y unas 12410 largas noches con sus respectivos sueños, un 9 de febrero de 2015, no he soñado con absolutamente nada. Negro. ¿Se puede soñar con un color? No lo creo. Puedes soñar con un arcoiris, con cielos azules o tormentas grises, con largos desiertos dorados o ríos verdes contaminados pero no con un color y menos el negro. Ausencia de luz, de sueños. Nunca me he despertado tan asustado como hoy, ha sido peor que una pesadilla, ha sido soledad y silencio. Las palabras de mi madre ya no servían como consuelo porque no había sido solo un sueño, no había sido absolutamente nada.
Ahora me da miedo dormir, me da miedo la oscuridad. El efecto del café pasará y los párpados se cerrarán y no podré hacer nada, las crueles garras de la noche me arrastrarán al infierno que me supone una noche sin sueños. Mi trabajo, toda mi vida se ha basado en mis sueños. ¿Cómo puede la gente vivir así? ¿Qué sentido tiene vivir si 8 horas cada día desaparecen engullidas por un negro aterrador?
Quizás no vuelva a pasar, mañana me despertaré recordando a un pez en mi sofá. Eso es, no volverá a pasar, debería dormir, descansar y soñar, soñar mucho. Una nueva aventura de la que escribir, claro que sí. Creo que tenia pastillas para dormir en algún sitio. Con la cantidad de café que he ingerido una sola pastilla no valdrá. Tomaré un par. O tres. Eso bastará. Pero tengo tanto miedo, no quiero que la oscuridad me absorba... - Otras dos - Me he despertado temblando, no quiero vivir así... - ¿Me he tomado las pastillas para dormir? Creo que no, me tomaré un par. - Prefiero no despertarme jamás... - No me hacen efecto, una más. - Si se trata de elegir, prefiero la oscuridad eterna...

No me quedan pastillas para dormir, pero parece que la cafeína ya no me hace efecto. Se me cierran los ojos, será mejor que me vaya a dormir y con suerte, soñar...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Especial Frases: El contador de historias

Este libro terminé de leerlo hace unos meses y hoy he querido compartir esta joya, mostrando una pequeña parte de lo que os podeis encontrar si le dais una oportunidad.
   > "Puedes recorrer el mundo en busca de grandes historias, pero al final, las mejores vendrán a ti"
   > "¿Qué tiene el amor no consumado que convierte sus llamas en infiernos? Ni las puertas, ni los muros, ni la lluvia, ni las tormentas de arena, ni los padres, ni desde luego la religión impidieron que el chico fuera visto en determinadas noches subido a la valla de piedra, a escasos metros de la ventana de Barbara, declarándole su obsesivo amor en verso".
   > "-Si muero -dije-, ¿vendrás a por mi? -Pondré el mundo patas arriba si hace falta. Te encontraré donde quiera que estés. No solo iré a por ti, llevaré conmigo a un ejército entero. Eres mi pequeño héroe. Eso eres."
   > "-Nunca te fíes del narrador-dijo él-. Solo del cuento.
 > "Éramos extraños en un…

Opinión Santa Clarita Diet (Primera temporada)

El 3 de Febrero estrenaron en la plataforma de Netflix la primera temporada entera de Santa Clarita Diet. Teniendo en cuenta la sobreexplotación de la temática zombi y una actriz que personalmente no me gusta demasiado como protagonista, he de decir que mis expectativas en esta serie eran nulas. Sin embargo, tras saber que un amigo la estaba viendo, me entró curiosidad y decidí darle una oportunidad. Finalmente, la vi en dos días.
Santa Clarita Diet: Zombis caníbales.
Sheila (Drew Barrymore) y Joel Hammond (Timothy Olyphant) forman un matrimonio de lo más convencional. Ambos trabajan juntos vendiendo casas, tienen una hija y viven en un barrio tranquilo en Santa Clarita, entre dos vecinos trabajadores de la ley (un policía y un ayudante del sheriff). Pero un día todo cambia cuando Sheila empieza a vomitar en cantidades ingentes hasta que muere... Al menos durante un par de minutos porque luego despierta más viva que nunca. Impulsiva al extremo, con una libido creciente y una hambre …

Cultura Consumida - Junio.

Con esta entrada inauguramos nueva sección mensual en el blog con el fin de contaros un resumen de la cultura (libros, mangas, películas, series, videojuegos) que he consumido durante el último mes y por una razón u otra he decidido no hacer un post individual. Esta vez con junio:
PELÍCULAS
   Viernes 13 (saga original y remake):


Movida por vídeos del juego de Viernes13: THE GAME, decidí ver toda la saga original para poder pillar todos los guiños que habían utilizado para su creación que, para mi sorpresa, eran muchos más de los que imaginaba. Si no estáis familiarizados, Viernes 13* está protagonizado por Jason, un hombre que se dedica a matar a varios jóvenes como venganza.
   En cuanto a las películas de la saga original, a mi me han gustado mucho, obviando la mala calidad de la época y las dos últimas películas que desvarían bastante y sudan un poco de las películas anteriores. Además, hay un pequeño cambio a partir de la cuarta película, donde se vuelve mucho más gore en comparaci…