Ir al contenido principal

Relato Enero Inventízate

Inventízate es otro de los proyectos en los que participo desde la red social literaria LiterUp, al igual que en los 52Retos, nos proponen un relato con una serie de restricciones. En este caso, cada mes. 

Requisitos de Enero:
a. Dos personajes deben enamorarse.
b. Tiene que haber un incendio.
c. Un personaje tiene que perder una mano.

Palabras (máximo):

500
Este fue mi relato:

Adictos.
Él resopló. Ella contuvo el aliento. Le había visto llegar y sentarse en frente. Miraba distraído su reloj y ella jugueteaba con un mechón de pelo, intentando mostrar indiferencia. Era la primera vez que le veía en la reunión de alcohólicos anónimos y eso le ponía nerviosa. No le gustaba la gente nueva.

Él la miró y sonrió. Ella se sonrojó y se sorprendió sonriéndole de vuelta. Era guapo y tenía una boca preciosa. Una que utilizaría para beber como un cosaco. Se levantó de pronto, sacudiendo el corazón de ella. “No me hables”. Al segundo, ya estaba sentado a su lado.

—¿Vienes mucho por aquí? —ella se sonrojó, esta vez de furia.

—¿Te crees muy gracioso?

Hizo ademán de levantarse, pero él le puso la mano en el hombro, sin retenerla ni apretarla, solo la posó con cuidado. Fue suficiente.

—Lo siento —parecía sincero—. Mi madre suele decir que asusto a la gente… Aunque creo que ella se refiere a cuando voy borracho —susurró esto último, acercándose a su oreja.

Olía a canela, a manzana y a humo. ¿Humo?

—Me llamo Diego.

Pero ella ya no prestaba atención, buscaba la fuente del olor.

—Oye… ¿No te huele a chamuscado?

Él la miró extrañado y luego llegó la confusión. Un gran estruendo había inundado la habitación: el techo había cedido. Ella estaba en el suelo, a unos centímetros del yeso partido. Diego había tirado de ella en el último segundo, cubriéndola con su propio cuerpo. Al mirar a través de él, vio el gran incendio que había nacido en el piso de arriba y cómo éste se iba extendiendo en la sala donde ellos estaban. El calor y el humo cargaban el ambiente y ella no se podía mover.

—Diego —al abrir la boca, tosió—, tenemos que irnos.

Le miró y vio que la cabeza le sangraba. “Claro, él ha recibido el golpe”.

—Lo siento, preciosa —él también tosió y puso cara de dolor—. Me temo que no puedo moverme —y movió su cabeza hacia arriba, señalando algo.

Con cierta dificultad, pudo ver que la mano de Diego había sido sepultada por un fragmento del techo. El corazón le empezó a latir fuertemente. A sus pies, un pedazo de yeso les cortaba el paso y a los lados, el fuego se había propagado.

—Vamos a morir.

Ambos sudaban a causa del calor. Los trozos de pared ralentizaban el fuego, posponiendo el final. Él se había dejado caer y ahora sus cuerpos se pegaban. A ella se le erizó el pelo. Seguía oliendo a manzana y a canela.

—¿Es normal que quiera besarte? —preguntó ella.

Empezaba a sentirse mareada.

Diego se incorporó tanto como pudo y le acarició la mejilla sonrosada con la mano libre. Con cuidado, posó sus labios en los de ella y los mordió. Se separaron abruptamente para toser y luego volvieron a besarse. Esta vez, apasionadamente. El fuego los envolvía.

—Solo necesité una copa para enamorarme del vodka —contestó él.

Y ardieron.


Puedes dejarme un comentario diciéndome lo que te ha parecido y en lo que puedo mejorar. Al fin y al cabo, ese es mi objetivo al participar. Y si os animáis, podéis apuntaros cualquier mes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reseña La elegida de la Muerte de Virginia Pérez de la Puente - Adopta Una Autora.

Gracias al sorteo que gané en el blog "Más que veneno" pude obtener el que sería el primer libro que leería de mi autora adoptada Virginia para el proyecto Adopta Una Autora. Aunque había leído opiniones varias que afirmaban que no era su mejor obra, mis ganas por adentrarme en su mundo no se desvanecieron y al final, aún con sus errores, lo disfruté mucho.
   Título: La elegida de la Muerte Saga: El segundo Ocaso. Autor: Virginia Pérez de la Puente. Género: Fantasía épica adulta. Editorial: Ediciones B. Información: 560 páginas; mapa aquí.
Sinopsis: Issi, una mercenaria, camina por un campo de batalla cubierto de cadáveres tras una batalla entre Thaledia y Svonda. Entre los muertos hay una niña moribunda. Cuando se inclina para verla, la niña posa un dedo en su frente e incrusta mágicamente en su piel un símbolo plateado, el Öi, antes de morir. Pronto empiezan a suceder cosas inexplicables relacionadas con la muerte, que le provoca un placer casi sexual. Issi comprende que no pue…

Cultura Consumida - Junio.

Con esta entrada inauguramos nueva sección mensual en el blog con el fin de contaros un resumen de la cultura (libros, mangas, películas, series, videojuegos) que he consumido durante el último mes y por una razón u otra he decidido no hacer un post individual. Esta vez con junio:
PELÍCULAS
   Viernes 13 (saga original y remake):


Movida por vídeos del juego de Viernes13: THE GAME, decidí ver toda la saga original para poder pillar todos los guiños que habían utilizado para su creación que, para mi sorpresa, eran muchos más de los que imaginaba. Si no estáis familiarizados, Viernes 13* está protagonizado por Jason, un hombre que se dedica a matar a varios jóvenes como venganza.
   En cuanto a las películas de la saga original, a mi me han gustado mucho, obviando la mala calidad de la época y las dos últimas películas que desvarían bastante y sudan un poco de las películas anteriores. Además, hay un pequeño cambio a partir de la cuarta película, donde se vuelve mucho más gore en comparaci…

Opinión Santa Clarita Diet (Primera temporada)

El 3 de Febrero estrenaron en la plataforma de Netflix la primera temporada entera de Santa Clarita Diet. Teniendo en cuenta la sobreexplotación de la temática zombi y una actriz que personalmente no me gusta demasiado como protagonista, he de decir que mis expectativas en esta serie eran nulas. Sin embargo, tras saber que un amigo la estaba viendo, me entró curiosidad y decidí darle una oportunidad. Finalmente, la vi en dos días.
Santa Clarita Diet: Zombis caníbales.
Sheila (Drew Barrymore) y Joel Hammond (Timothy Olyphant) forman un matrimonio de lo más convencional. Ambos trabajan juntos vendiendo casas, tienen una hija y viven en un barrio tranquilo en Santa Clarita, entre dos vecinos trabajadores de la ley (un policía y un ayudante del sheriff). Pero un día todo cambia cuando Sheila empieza a vomitar en cantidades ingentes hasta que muere... Al menos durante un par de minutos porque luego despierta más viva que nunca. Impulsiva al extremo, con una libido creciente y una hambre …